Salsa Bechamel

Hoy vamos a preparar una salsa Bechamel. Esta salsa suave y cremosa, se utiliza la mayoría de las veces para cubrir carnes, pescado y verduras que luego se mete en el horno para gratinar. También se utiliza dependiendo su espesor para bases de otras salsas y/o en diferentes recetas como por ejemplo pueden ser las croquetas.

salsa bechamel
Salsa Bechamel

Como vamos a ir viendo es una salsa nada complicada de preparar.

Ponemos a calentar la leche en el microhonda unos 30 segundos para que se atempere.

Empezamos poniendo la mantequilla o margarina en un cazo a mediana temperatura hasta que se derrita y empiece a chisporrotear. Luego le añadimos inmediatamente la harina y movemos sin parar para que se mezcle con la grasa. Cocinamos un poco, sin dejar de mover,  para que la harina pierda es sabor a crudo pero ojo, no debe de quemarse para que no oscurezca y cambie el sabor y el color.

Ahora vamos a añadir la leche templada poco a poco mientras vamos mezclando con el batidor con  movimientos circulares. Durante este proceso la harina se irá disolviendo y e irá espesando la leche. Seguiremos así  hasta conseguir la textura que queramos. Depende la receta que vayamos a hacer puede que se necesite más o menos leche,  la cual con más cantidad la pondrá más liquida.
En este caso he dado las medidas para una Bechamel espesa.

Si vemos que la harina no se a disuelto bien y aún nos queden grumos,  que no cunda el pánico, simplemente le pasamos la batidora o la turmix y listo ya no quedan grumos y la salsa en su punto de suavidad. Salpimentamos, le rallamos a gusto un poco de nuez moscada y ya tenemos nuestra salsa Bechamel preparada para poder usarla.

¡Hasta la próxima!

No Replies to "Salsa Bechamel"

    Deja un comentario