Potaje de judías verdes

No hay nada más confortable y apetitoso que un buen potaje en días de lluvia y frío. Hoy os traigo un potaje de judías verdes con garbanzos, chorizo y morcilla. Vais a ver lo fácil que es, además vamos a tener la oportunidad aprovechar los restos del puchero o del cocido del día anterior y si lo hemos congelado anteriormente también nos vale.

Como en algunas de mis recetas anteriores de guisos y potajes, intento guisar sin tener que pasarme horas en la cocina liada con la cocción de las legumbres, de ahí que suelo utilizar bastante las que ya vienen cocinadas en botes de cristal. En el mercado podemos encontrar una gran variedad de ellas y con todos sus nutrientes, al igual que si las cocinásemos partiendo de las legumbres secas. En mi casa este potaje siempre se ha llamado un potaje de Berzas, aunque en este caso lo he modificado para prepararlo de restos y también cocinarlo en la mitad de tiempo. Bueno pues vamos ver como se prepara.

Para empezar ponemos el caldo de puchero, cocido o en su lugar si no tenemos también vale un caldo de pollo, en una olla honda. Le añadimos la calabaza, las patatas troceadas, la ñora o pimiento seco y las judías verdes. En este caso he utilizado judías verdes congeladas pero si tenéis frescas sin duda se pueden utilizar igualmente.

Tapamos y dejamos que cocine hasta que la verdura esté tierna.

Mientras se va cocinando la verdura, sacamos las legumbres del tarro de cristal, las ponemos en un escurridor bajo el grifo y las enjuagamos para eliminar el liquido en el que vienen conservadas. Seguidamente preparemos el majado. Para ello picamos los ajos en trozos, junto a media cucharadita de sal y unos granos de pimienta negra y lo machacamos todo en un mortero. Cuando la ñora o pimiento choricero esté tierno, lo sacamos de la olla, le retiramos la carne con la punta de un cuchillo y se lo añadimos al mortero. Mezclamos y reservamos.

Un vez que la verdura esté tierna ya le queda a nuestro potaje de judías verdes muy poco para que esté listo. Le añadimos las legumbres, el majado, las especies, el chorizo y la morcilla. Yo suelo utilizar el embutido ahumado tipo asturiano que ya viene curado, pues no solo le da un sabor increíble al potaje si no que además no necesita que cocine mucho tiempo.

Dejamos que el potaje se cocine unos 5 minutos más para que los sabores se vayan integrando bien con las legumbres y espese.

Opcional:

Si del puchero o del cocido que hicimos anteriormente sobró carne, la troceamos y añadimos al potaje de judías verdes y aún va a enriquecerlo más. Lo trozos no deben ser muy pequeños, para que no se rompan durante la cocción.

Pasados los 5 minutos, sacamos el chorizo y la morcilla, los troceamos y junto con la carne (que es opcional) añadimos, mezclamos bien y dejamos un par de minutos más al fuego. Como habéis visto no he puesto, sal pues el cocido ya traía y junto al del majado, el chorizo y la morcilla, para mi gusto, es suficiente pero si para vosotros no lo es, siempre podéis añadirle un poquito.

Pues ya queda listo nuestro potaje de judías verdes y si lo preparáis el día anterior y reposa toda la noche, pues aún está más rico.

Os animo a que lo preparéis, os va a encantar y hasta la próxima.

Receta potaje de judias verdes

Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción : 30 - 45 minutos
Dificultad : fácil

Ingredientes

  • 1/2 caldo de puchero, cocido del día anterior ó caldo de pollo
  • 250 grs. de calabaza
  • 2-3 patatas
  • 400-500 grs de judias verdes frescas o congeladas
  • 1 chorizo y 1 morcilla ahumadas tipo asturiana
  • 1 ñora o 1 pimiento choricero
  • 1 chorizo y 1 morcilla ahumadas tipo asturiana
  • 2-3 dientes de ajo
  • 4 granos de pimienta negra
  • 1 cucharadita de colorante alimenticio
  • 1 cucharadita pimento De la Vera dulce
  • 1 cucharadita pimento De la Vera dulce
  • OPCIONAL:
  • Resto de carne del puchero o del cocido
  • Sal

Additional Info

No Replies to "Potaje de judías verdes"

    Deja un comentario