Pimientos del piquillo rellenos de bacalao y langostinos

Un clásico de nuestra cocina española, son los pimientos del piquillo rellenos de bacalao y langostinos que sin duda cada vez que se sirve en la mesa como primero, como plato principal o cena, siempre  triunfa.
Nosotros hoy vamos a rellenarlos con bacalao y langostinos,  que además le viene de perlas y que luego cubriremos con una bechamel aromatizada con los mismos pimientos, que finalmente gratinaremos. En fin, una delicia para el paladar y como ya he dicho antes con la que sin duda se triunfa.

Pimientos del piquillo rellenos de bacalao y langostinos

Pues vamos a empezar con nuestra receta de hoy. Yo suelo calcular unas 3 piezas por comensal. Como podéis ver las cantidades que os doy son  bastante y están pensadas para una velada con amigos y/o familiares. Si somos menos, simplemente dividir las cantidades, no hay más misterio.

En primer lugar vamos a preparar el relleno de los pimientos. Picamos una cebolla muy picadita y ponemos a pochar en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen. Mientras se cocina la cebolla, troceamos el bacalao en trocitos pequeños y comprobamos que no quede ninguna espina. Pelamos los langostinos y también los cortamos en trocitos pequeños, calculamos el tamaño para que en cada pimiento entren varios trozos.

Cuando la cebolla esté casi transparente, le añadimos el bacalao, los langostinos y salteamos, salpimentamos y acto seguido le añadimos la harina y mezclamos bien. Dejamos que se cocine la harina para que se le quite el sabor a crudo, mientras vamos moviendo para que no se pegue.

A continuación añadimos leche y seguimos moviendo, la cantidad es hasta que consigamos una mezcla parecida a las de las croquetas y por ultimo rectificamos de sal si fuese necesario.

Apartamos el relleno y ponemos a enfriar en una fuente. Una vez fría, podemos rellenar los pimientos con una cuchara como se a hecho toda la vida,  pero yo aconsejo hacerlo con una manga pastelera. No solo ahorramos tiempo, si no que también evitamos mancharnos las manos más de la cuenta, en fin es más limpio.

Mientras se enfría el relleno, vamos abriendo las latas de los pimientos del piquillo y ponemos a escurrir. OJO, MUY IMPORTANTE. No tiréis el jugo en el que vienen conservados los pimientos, pues es un ingrediente más y  muy importante en la receta de la salsa. Reservamos también 3 pimientos que utilizaremos para la salsa.

Antes de ponernos a rellenar los pimientos, buscamos una bandeja en donde vayamos a ponerlos en el horno, para que una vez rellenos los coloquemos directamente en ella y no tener que hacer posteriormente traslados inútiles y estropearlos. Con las manos bien limpias, cogemos los pimientos de uno en uno y vamos rellenando con la manga pastelera o con una cuchara, hasta que estén bien llenos.

Cuando hayamos terminado de rellenar los pimientos empezamos con la salsa bechamel,  que va a ser con la que los vamos a cubrir. En este caso vamos a utilizar la salsa bechamel como base y le vamos a hacer una pequeña variación para que esté aún mas sabrosa, vais a ver.

Salsa bechamel aromatizada:
En un cazo, ponemos la mantequilla y cuando ya esté bien caliente le añadimos la harina de golpe. Dejamos que la harina se cocine, pero lo vamos a hacer mientras vamos moviendo para que no se agarre en el fondo y pueda oscurecer demasiado. También cambiaría el sabor que buscamos.

Cuando ya esté en su punto le vamos añadiendo poco a poco, mientras seguimos moviendo, la mitad de la leche que habremos templado en el microhondas previamente. Sin parar, le añadimos el jugo donde venían los pimientos del piquillo, que habíamos reservado y seguimos moviendo en sentido de las agujas del reloj.

Cuando hayamos echado todo el jugo seguimos con la leche y continuamos moviendo. La bechamel aromatizada que estamos preparando debe de quedar ligera, para cubrir bien los pimientos que hemos rellanado,  por lo que seguiremos echando leche. Cuando hayamos conseguido dicha textura,  troceamos y, añadimos los pimientos que hemos reservado anteriormente, salpimentamos le echamos un poco de nuez moscada (eso es a gusto de cada uno) y le pasamos la turmix o batidora para no solo triturar los pimientos y ligar bien la salsa,  si no también con ello eliminamos cualquier grumo de harina que no se haya disuelto manualmente.

Cubrimos con la salsa los pimientos del piquillo rellenos y espolvoreamos queso rallado Emmental por encima.

Precalentamos el horno a 200 grados y lo ponemos en modo gratinar y gratinamos nuestros pimientos. El tiempo lo marcáis ustedes, cuando veáis que está a vuestro gusto ya están listos para servir.

Pimientos del piquillo rellenos de bacalao y langostinos

 

Simplemente  DELICIOSOS.

¡Hasta la próxima!

No Replies to "Pimientos del piquillo rellenos de bacalao y langostinos"

    Deja un comentario