Tarta Red Velvet

Hola a todo@s, hoy vamos a preparar una tarta Red Velvet o terciopelo rojo, una tarta de chocolate suave y tierna con un impresionante color rojo. El bizcocho de esta tarta, además de tener un color insólito, también tiene unos ingredientes que difieren de los clásicos bizcochos a los que estamos acostumbrados. Pero que no cunda el pánico, que no es tan fiero el león como lo pintan, así que mejor nos ponemos manos a la obra.

Empezamos con el bizcocho y para ello, lo que en primer lugar necesitamos es Buttermilk o suero de mantequilla. No se encuentra fácilmente, por lo menos donde yo vivo.  Lo he encontrado en el Aldi pero tampoco lo tienen siempre, así que lo mejor es hacerlo en casa. Será lo primero que vamos a hacer, ya que necesita unos 10 minutos, aprovechamos para poner a precalentar el horno a 180 grados.

Ponemos la leche en un vaso y añadimos el limón (el limón se puede sustituir por vinagre blanco, pero yo prefiero el limón), lo movemos y dejamos que repose. Mientras reposa, la leche sufre una reacción química y  se  coagula, que es precisamente lo que vamos buscando. Pasados unos 10 minutos tenemos lista la Buttermilk, el aspecto es como de leche cortada, no os asustéis. 

Red Velvet 1

Empezamos el bizcocho mezclando los huevos con el azúcar y el sobre de azúcar vainillado. Cuando la mezcla haya adquirido un color blanquecino le añadimos el aceite. Yo le he puesto aceite de girasol porque en este caso el sabor del aceite de oliva me parece algo fuerte, pero esto es de libre elección. Seguimos mezclando hasta que el aceite se haya integrado en la mezcla de huevo y azúcar.

Red Velvet 2

En el siguiente paso le vamos a añadir los ingredientes secos. Tamizamos la harina junto con la levadura química y el cacao y volvemos a mezclar hasta que tengamos una masa homogénea. A continuación le agregamos el bicarbonato, que vamos a mezclar antes con el vinagre para activarlo y volvemos a mezclar.

Red Velvet 3

Una vez integrado el bicarbonato en la masa toca añadirle el color. Le ponemos 2 a 3 cucharaditas de pasta de color rojo, además seremos generosos para que nuestra tarta Red Velvet tenga ese color rojo tan impresionante. Yo siempre uso los colorantes en pasta, así que con los colorantes líquidos no tengo ninguna experiencia, pero he oido que los colorante en pasta son más intensos.

Mezclamos muy bien hasta que toda la masa haya adquirido el color rojo. Si es con un robot, lo mejor es hacer una parada, darle unas vueltas a mano con una espátula para confirmar que el color haya llegado a toda la masa y seguir un poco más. Luego añadimos la Buttermilk que hemos preparado al principio y volvemos a mezclar.

Red Velvet 4

Entre tanto hemos preparado el molde. Yo he utilizado un molde desmontable de 26 cm de diámetro, he forrado el fondo con papel de horno y engrasado los bordes. Volcamos la masa en el molde y horneamos a 165 grados durante +/- 40 minutos, arriba y abajo. Como ya sabéis, todos los hornos no trabajan igual, lo mejor es hacer la prueba con el palo de brocheta para ver si el bizcocho está listo.  Si sale la brocheta con masa pegada, el bizcocho está crudo y si sale limpio,  está listo.

EL FROSTING

Mientras horneamos el bizcocho vamos a preparar el relleno, o sea el Frosting, ¿Que es el Frosting? Bueno pues es una crema hecha con mantequilla, azúcar glas y queso crema, vamos delicioso.

Red Velvet 5

Ponemos la mantequilla a temperatura ambiente, esto es muy importante y batimos durante aproximadamente 5 minutos. Cuando la mantequilla esté completamente batida y cremosa, que incluso habrá aclarado un poco, le añadimos el azúcar glas. Aconsejo tamizar el azúcar glas para eliminar cualquier grumo. Volvemos a batir durante aproximadamente otros 2 minutos, empezaremos con la velocidad mínima para no levantar el azúcar glas e iremos aumentando la velocidad poco a poco y por último incorporamos el queso crema. Ahora volvemos a batir durante 5 minutos más y conseguiremos un suave Frosting. Para poder manipular mejor el Frosting, lo metemos en una manga pastelera con una boquilla grande redonda y reservamos. 

Cortamos el bizcocho

El bizcocho ya está listo y lo hemos desmoldado, ahora solo queda cortarlo. El primer corte que le vamos a dar  es para nivelarlo y quitarle la cúpula que al hornear se a generado. El trozo que le hemos quitado lo reservamos que nos va a ser útil para la decoración. 

Red Velvet 6

Vamos a cortar el bizcocho de nuestra tarta Red Velvet en 3 capas, para ello primero calculamos las alturas, le hacemos un corte inicial con un cuchillo y luego terminamos con el corta tartas. Si no disponemos de uno lo marcamos la altura con unos palillo de dientes y cortamos con un cuchillo de sierra. 

Montamos y decoramos la tarta Red Velvet

Ya tenemos todos lo que necesitamos para la tarta Red Velvet, sólo queda terminarla. Sobre una porta tartas ponemos una bonita blonda y colocamos la capa central del bizcocho que hemos cortado. Para no ensuciar la blonda a la hora de decorar la tarta, la vamos a proteger con unos recortes, rectangulares, de papel de horno que deslizaremos debajo de la tarta. 

Red Velvet 7

Ahora toca rellenar, para ello empezamos de fuera hacia adentro en forma de círculos.

Red Velvet 8

Una vez hayamos aplicado el relleno, ponemos la siguiente capa de bizcocho encima. Cogemos la primera capa que hemos cortado y le damos la vuelta, de forma que la parte de corte liso quede arriba. Volvemos a rellenar de la misma forma, haciendo círculos  con el Frosting de fuera hacia dentro. Por último cubrimos la tarta con la capa inferior del bizcocho, a la cual también le habremos dado la vuelta, para que la parte más lisa quede arriba del todo.

Red Velvet 9

Cubrimos el bizcocho con dos capas de Frosting, la primera con una capa fina de Frosting y rellenando todos los huecos que queden en el borde. Metemos la tarta Red Velvet en la nevera durante unos 30 minutos, para que el Frosting se endurezca. Sacamos y cubrimos con una segunda y última capa de Frosting.  Pasamos un alisador por los bordes y ya está lista para decorar.

Rallamos el trozo de bizcocho que retiramos al principio, que vamos a necesitar luego para la decoración.

Red Velvet 11

Cogemos las migas y las presionamos contra todo el borde de la tarta, reservando un poco para la superficie. Una vez decorado el borde, retiramos el papel que pusimos para proteger la blonda. Rellenamos una manga pastelera con el resto del Frosting, al la cual le hemos puesto una boquilla de estrella y decoramos como más nos guste. 

Red Velvet 10

Cubrimos con el  resto de las migas el centro de la tarta  y lista queda nuestra tarta Red Velvet.

Tarta Red Velvet II

Desde luego con esta tarta Red Velvet váis a triunfar seguro, está buenísima e ideal para San Valentin, cualquier día especial o simplemente por que si. Un consejillo, si dejáis reposar en la nevera unas 2-3 horas el corte de la tarta será perfecto.

¡Espero que os guste y hasta la próxima!

Receta tarta Red Velvet

Tiempo de preparación : 1 hora 15 minutos
Tiempo de cocción: +/- 40 minutos

Ingredientes

  • BIZCOCHO
  • 300 grs de harina de repostería
  • 300 grs de azúcar blanquilla
  • 250 ml de leche entera
  • 2 huevo tamaño L
  • 120 ml aceite de girasol
  • 2 cucharadas de cacao
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de vinagre
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • 2-3 cucharaditas de pasta de colorante rojo

Additional Info

4 Replies to "Tarta Red Velvet"

  • comment-avatar
    Juande 17/03/2019 (12:24)

    Yo no he sabido lo que era la cremosidad de una tarta hasta que probé este delicioso Red Velvet! Mi más sincera felicitación a la autora.

    • comment-avatar
      montsepla 18/03/2019 (16:07)

      Hola Juande! Muchas gracias por tus felicitaciones y me alegro que te haya gustado
      tanto. Pronto habrás más 🙂

  • comment-avatar
    Juanjo Peña 14/03/2019 (17:51)

    Impresionante la Tarta Red Velvet que degustamos entre compañeros de trabajo, un deleite de sabor y textura. Muchas gracias.

    • comment-avatar
      montsepla 14/03/2019 (23:31)

      Muchas gracias Juanjo, me alegro mucho que te gustara tanto. Ya iré haciendo
      más cositas para que las probéis. 🙂

Deja un comentario