Pollo al limón

Hoy vamos a preparar pollo al horno y esta vez lo vamos a hacer al limón. Es una receta muy sencilla, economica y sobre todo ligera.  El pollo sólo lleva un majado, que vamos a preparar en el mortero y el resto lo va a hacer el horno, bendito horno. Bueno, pues manos a la obra.

Pollo al limón 

Me encanta esta receta porque además de fácil, no tenemos ni que ensuciar muchos cacharros y se prepara en un plis.
Empezamos pelando la cabeza de ajo y cortamos los dientes en trozos, para facilitar el machacado en el mortero. Una vez  que tengamos los ajos en el mortero le añadimos un poco de sal, que no solo nos va a servir para condimentar el majado, si no para que no se resbalen los ajos en el mortero y nos sea más fácil machacar.
Cuando los ajos estén  un poco machacados le añadimos el pimentón, el cual nos va a facilitar aún más la tarea.
Exprimimos los limones y vamos añadiendo el zumo poco a poco al majado, seguido del aceite y el agua. Mezclamos bien hasta que consigamos una crema homogénea.
Salpimentamos los muslos de pollo ligeramente y cubrimos con el majado que hemos preparado.
Una vez bien cubiertos los introducimos en el horno, que habremos precalentado previamente y horneamos durante aproximadamente 1 hora a unos 180 grados. Como ya os he advertido en recetas anteriores, en las cuales hemos utilizado el horno, el tiempo está calculado en el mio, pero otros puede variar algo.
El color que genera el limón y el pimentón en el horno, pueden confundirnos ya que se oscurece con el calor y puede  parecer que el pollo está terminado, aunque le pueda faltar un poco más de horneado. Comprobamos pinchando los muslos cerca del hueso y de las articulaciones y cuando deje de salir sangre, el pollo está listo.
Pero si estando ya doradito, aún emanara sangre al pincharlo, pues lo tapamos con un papel de aluminio para que  no siga dorándose y se queme. De esta forma, puede cocinarse hasta el fin.
El pollo al limón,  como realmente me gusta es acompañado de unas patatas fritas para luego mojar en la salsa. Pero con una ensalada tampoco está mal y quitándole la piel, es perfecto para cualquier régimen.
Pollo al limón 
Os animo para que lo hagáis y os va a sorprender lo rico que está.
¡Hasta la próxima!

No Replies to "Pollo al limón"

    Deja un comentario