Helado de dulce de leche

Desde hace tiempo tenía en mente hacer helado de dulce de leche, pues es unos de mis preferidos y ¿porque no hacerlo una misma en casa? Pues allá va.

Helado de dulce de leche 

Ingredientes

400 ml de leche
200 ml de nata para montar
350 grs de dulce de leche
1/2 cucharadita de esencia de vainilla
1 pizca de sal
Caramelo liquido, crocanti y menta para decorar

Pues la verdad que es muy fácil de preparar un helado, siempre que tengamos una heladera a mano. En mi caso, como no dispongo de una, me puse manos a la obra para hacerlo a mano, sin saber el resultado que esto iba a dar. Pero si no nos arriesgamos no podemos conseguir nada.

Bueno pues primero ponemos en un cazo la leche, la nata y la pizca de sal para calentar durante unos 2-3 minutos al fuego. Pasado este tiempo le añadimos el dulce de leche, la esencia de vainilla y volvemos a dejar que coja temperatura.  Así que dejamos otra vez unos 5 minutos más.

Ahora viene lo realmente difícil del helado. A partir de este paso, si tenemos heladera lo pasamos a esta y si no, seguimos los paso a mano. Como ya dije antes yo no tengo, así que ahora empieza la aventura.  Pasamos la mezcla a un recipiente, yo he elegido de acero inoxidable porque transfiere mejor las temperaturas y lo he enfriado con agua antes de llevar al congelador. Ojo que no nos caiga agua dentro.

Cuando se haya enfriado la mezcla lo tapamos, en este caso mi recipiente tenía tapadera pero también se puede tapar con film, se lleva al congelador y se deja sobre unas 4 horas, que es lo que leí en otros blogs. Como yo empecé a hacer el helado por la mañana, esperé las 4 horas para seguir. Si no es así, lo dejáis toda la noche y al día siguiente continuáis.

Bueno pues sacamos el recipiente y batimos muy bien. Esto es muy importante por que al batir, lo que hacemos es romper los cristalitos que se han creado por la congelación. Es algo parecido a esa sensación tan desagradable que te da en la  boca, cuando un helado se a descongelado y se a vuelto a congelar.
Cuando lo hemos batido bien, volvemos a meter en el congelador durante una hora. A partir de ahí repetimos esta operación entre unas 3 ó 4 veces más y la dejamos en el congelador hasta el día siguiente. Es sorprendente pero ya tenemos nuestro helado de dulce de leche listo.

Helado de dulce de leche

Espero que disfrutéis tanto como yo.

¡Hasta la próxima!

No Replies to "Helado de dulce de leche"

    Deja un comentario