Empanada de carne

Un clásico de la cocina española es sin duda la empanda gallega, deliciosa y de infinitos rellenos posibles. Hoy vamos a preparar una empanada de carne, no es la típica gallega pero si muy rica para poder comer caliente o fría y muy practica para llevar a la playa o para un día de campo.
Empanada de carne

Vamos a empezar con el relleno y  el primer paso que vamos a dar es sofreir la carne con un chorrito de aceite de oliva. Salpimentamos y cuando la carne empiece a dorarse apartamos y ponemos a escurrir para eliminar el máximo aceite posible. En un cazo aparte ponemos los huevos a hervir.

En la olla que hemos dorado la carne volvemos a echar aceite de oliva. En el caso de que vayamos a utilizar aceite del sofrito para la masa, echamos sin miedo. Si vamos a utilizar otra masa o de las ya preparadas, echad un chorrito prudente para que el relleno no quede demasiado aceitoso. Pinchad aquí que os dejo el  enlace de” la masa para empanadas”.

Bueno pues echamos  la cebolla y los pimientos en la olla y cuando esté todo pochado le añadimos el tomate triturado, el oregano, la pastilla de caldo de carne, la sal y la pimienta. Dejamos cocinar hasta que el tomate esté frito y quede una salsa espesa.
.

Una vez terminada la salsa de tomate ponemos en un colador para que suelte el máximo posible de aceite.

Mientras dejamos escurrir la salsa seguimos preparando el resto de los ingredientes. Introducimos en un recipiente la carne, el huevo picado, las aceitunas sin hueso que habremos cortado en laminas y por último la salsa de tomate. Mezclamos todo bien pero con mucho cuidado de dejar los ingredientes enteros  y reservamos hasta que hayamos preparado la masa.

Forramos una bandeja de horno con papel para hornear y cortamos la masa en dos trozos. Estiramos uno de los trozos al tamaño de la superficie de la bandeja.
Se puede hacer de otros tamaños,  eso ya a gusto de cada uno, incluso podemos hacer varias empanadas más pequeñas con los mismo ingredientes y la misma masa.

Bueno pues una vez estirada la masa y puesta sobre la bandeja, pinchamos con un tenedor muchas veces por toda la superficie para que al hornear no se formen pompas y ponemos el relleno sobre ella dejando unos 2 cms alrededor que utilizaremos luego para sellar nuestra empanada. Del segundo trozo de masa,  cortamos un trocito pequeño para decorar la superficie de la empanada de carne  y con el resto estiramos al tamaño que cubra todo el relleno. Ver imagen central más abajo.

Para cerrar la empanada y que al hornear no salga el relleno,  batimos un huevo y con una brochita de silicona pintamos la parte inferior que hemos dejado libre. Para sellar y unir las dos masas nos ayudaremos  con la parte de atrás de una cuchara, apoyamos el mango sobre la masa superior y vamos doblando la inferior sobre la superior, así una y otra vez hasta que le demos la vuelta a toda la empanada y quede bien cerrada. Ver foto de la derecha de arriba.

Una vez sellada la empanada la pintamos entera con el huevo batido y decoramos como más nos guste. Volvemos a pinchar con el tenedor para que al calentarse en el horno el relleno transpire y no se formen pompas.

Ya tenemos la empanada de carne lista e introducimos en el horno que hemos precalentado a 200 grados, bajamos a 180 – 190 grados y horneamos durante unos 35 minutos. El tiempo depende de cada horno como ya sabemos de recetas anteriores en las que hemos utilizado el horno.

Una vez que tengamos nuestra empanada de carne dorada, comprobamos pinchando con un palillo de brocheta que la masa esté cocida y lista para comer, calentita o fría de las dos formas está que quita el hipo.
En el caso de que la empanada se haya dorado demasiado y la masa aún esté cruda, cubrimos con papel de aluminio y terminamos la cocción.
Os animo a que la preparéis, os va sorprender.

Empanada de carne    

¡Espero que os haya gustado y hasta la próxima!

No Replies to "Empanada de carne"

    Deja un comentario