Dátiles con bacon

Los dátiles con bacon, una receta que perfectamente nos puede valer para dar la bienvenida cuando tengamos invitados o simplemente para cuando nos apetezca,. Si acompañamos con una copita de vino dulce o de Jerez, entoces ya ni os cuento.

Dátiles con bacon

Empezamos retirando el hueso a los dátiles y para ello le hacemos un pequeño corte con la punta del cuchillo en la parte longitudinal del dátil con mucho cuidado de dejar unos milímetros en cada extremos para que no se abra el fruto por la mitad. Extraemos el hueso, que no estará muy adherido a la carne y listo, así uno tras otro hasta que esté todos.
Aparte cogemos la loncha de bacon, le quitamos el extremo duro de la piel y cortamos en tiras de 1 cm aproximadamente. Cogemos la tira de bacon y liamos alrededor del dátil dejando las puntas libres y pinchamos con un palillo.
Una vez liados todos los dátiles ponemos a calentar el aceite a temperatura alta,  para ello podemos utilizar una sartén o una freidora. Importante es que los dátiles queden complemente sumergido en el aceite, yo prefiero para estos casos la freidora.
Cuando el aceite esté caliente introducimos los dátiles y dejamos hasta  que empiece a dorarse el bacon, ojo que puede salpicar un poco. No debemos de perderle ojo ya que en un santiamén se nos puede quemar el bacon.

Apartamos, ponemos en un papel absorvente para que suelte el aceite sobrante y listos para servir.

Dátiles con bacon

¡Seguro que os gusta!

Hasta la próxima.

No Replies to "Dátiles con bacon"

    Deja un comentario