Callos con garbanzos

Hoy vamos a preparar unos callos con garbanzos, que nos vienen estupendo en estos días de frío y vais a ver que fácil y que rico nos van a quedar.

Callos con garbanzos

Estos callos con garbanzos que vamos a preparar, van a llevar también manitas cerdo. Podríamos hacer los callos con ternera, para ello sólo cambiaríamos las manitas de cerdo por patas de vacuno y el preparado de callos de cerdo por el preparado de callos de ternera. Es más fácil encontrar en la carnicería las manitas de cerdo que las patas de vacuno, pero si se lo encargamos al carnicero igual nos lo trae o en el mercado en la zona de casquería sin problemas y le pedimos al carnicero que nos las corte en trozos,  el resto de la receta sería igual. Buenos pues empecemos.
Vamos a empezar cocinando el producto más duro, que son las manitas de cerdo y en caso que le queramos añadir papada de cerdo, pues también este es el momento. Aunque las manitas de cerdo suelen venir bastante limpias, con un soplete, le vamos a quemar  los pelos que aún se hayan podido quedar y las lavamos. Ponemos las manitas en la olla expres y cubrimos con agua para darle una primera cocción de unos 10 minutos, así le quitamos el mal gusto que le pudiese quedar, luego tiraremos ese agua.
Volvemos a poner las manitas y la papada en la olla, cubrimos con agua y dejaremos unos 20 minutos, aunque el tiempo depende mucho de la olla rápida que tengamos. Los tiempos son de mi olla y es bastante rápida.  Esta vez es para ablandar las manitas y no tiraremos el agua si no que seguiremos la receta en ella. Las manitas van a soltar como una gelatina que van a darle a nuestros callos mucha melosidad.
Ahora vamos a preparar el resto de los ingredientes de nuestros callos.
Escaldamos el tomate, le quitamos la piel y picamos muy picadito junto la cebolla y el pimiento verde, en cambio en esta receta el ajo lo vamos a utilizar entero, le quitamos todo el exterior y dejamos la cabeza de ajo con los dientes al descubierto, cortamos y limpiamos la base y luego pinchamos con un tenedor y con el soplete lo asamos un poco y listo. Limpiamos la carne de cerdo del exceso de grasa que pueda tener y cortamos en trocitos.
Mientras hemos estado preparando la verdura,  las manitas ya han  pasado por su segunda cocción y deben de estar ya tiernas, aunque no terminadas de hacer, aún les queda por cocer con el resto de ingredientes.
Añadimos a la olla la cebolla, el pimiento verde, el tomate, el ajo, la carne de cerdo, la hierbabuena y las especies. Cerramos la olla y ponemos a cocer 10 minutos.
Como veis, ahora  vamos a poner los garbanzos, ya que estababan en remojo desde vísperas y con 10 minutos de olla expres es suficiente, si le damos más se podrían deshacer, aunque como ya os dije antes, los tiempos son orientativos, ya que con cada olla puede cambiar.
Después de los 10 minutos de cocción de los garbanzos abrimos la olla y terminamos la receta sin tapar. Llegados a este punto le añadimos el preparado de callos y dejamos cocer hasta que se derrita y empiece a espesar. Pasados unos 5 minutos ya tendremos todos los ingredientes integrados, probamos de sal y si es necesario rectificaremos. Entre tanto nuestros callos habrán espesado y tan solo nos queda añadirle el chorizo y la morcilla.

Cortamos el chorizo en rodajas, pero no la morcilla, la vamos a echar entera para que no se deshaga. Volvemos a dejar de unos 5 a 10 minutos y ya están listos nuestros callos, solo no queda sacar la morcilla, cortarla en rodajas y devolver a la olla. Ahora si que ya podemos disfrutar de nuestros callos.

Callos con garbanzos 

Espero que os guste.
¡Hasta la próxima!

No Replies to "Callos con garbanzos"

    Deja un comentario