Bollitos de leche

Hoy voy a hacer unos bollítos de leche que en casa nos gusta mucho y además nos pueden sacar más de un apuro. Estos bollitos los podemos consumir al momento que están de ensueño o congelarlos, que ya os explicaré como. Empezamos.

Bollitos de leche


Ingredientes

  • 500 grs de harina de fuerza
  • 250 ml de leche entera
  • 80 grs de azúcar blanquilla
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • 50 grs de mantequilla
  • 1 dadito de levadura fresca
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Para la decoración
  • azúcar aprox. 3 cucharadas
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • un huevo o leche
Os voy a indicar en 10 pasos como hacer bollitos de leche.
 Los ingredientes deben de estar a temperatura ambiente excepto la levadura fresca que la cojo directamente de la nevera.Paso 1: Empezamos mezclando todos los ingredientes secos por un lado y todos los líquidos por otro osea
la harina, el azúcar, el sobre de azúcar vainillado y la sal. Por otro lado en un recipiente con leche templada desmenuzo la levadura y muevo hasta que esté bien disuelta. Ojo la leche debe de estar templada para no matar la levadura. Luego le añado el huevo y la mantequilla a punto pomada. Esto también lo podemos conseguir en el microondas.
Paso 2: Ahora mezclamos los ingredientes secos con los líquidos poco a poco hasta conseguir que todos este integrado.
Paso 3: Volcamos sobre una superficie limpia donde podamos amasar la masa.
Paso 4: Yo prefiero amasar con las manos porque le transmitimos a la masa el calor corporal nuestro y nos facilita el siguiente paso.  Buenos pues amasamos hasta conseguir una masa que no se nos pegue en las manos. Ojo no echar mucha harina para no endurecer la masa y que los bollitos de leche queden esponjosos.

Paso 5: Una vez que tengamos la masa,  la volvemos a poner en el recipiente y tapamos con film y la dejamos reposar para que suba aproximadamente de 1 a 1 hora y media. Todo depende de la época del año que tengamos. En mi caso en invierno suelo meter las masas para que fermenten en el horno apagado, donde está protegida de alguna corriente de aire o cambio de temperatura que pueda estropear este proceso. En verano no es necesario.

Paso 6: Cuando la masa haya duplicado su tamaño volvemos a trabajar con ella. Volvemos a volcar la masa sobre la superficie en la que vayamos a trabajar y que habremos espolvoreado previamente con un poco de harina. Ahora vereis que ya no se pega tanto. Amasaremos solo un poquito para quitar el aire que haya adquirido durante la fermentación.
Paso 7: Ya tenemos la masa lista para hacer los bollitos de leche. Dependiendo el tamaño que queramos podemos hacer desde 12 hasta 16 bollitos de leche. Ponemos un papel de horno sobre la bandeja que vayamos a hornearlos. En el caso de no tener a mano papel de horno simplemente untamos la bandeja de horno con un poco de mantequilla sin sal. Hacemos las bolitas de los bollitos de leche y dejamos entre cada uno un buen espacio.
Ahora en el caso que queramos los bollitos de leche en versión dulce le hacemos una corte en el centro, una en cruz  o dos cortes paralelos, eso ya a gusto vuestro. Aparte en un bol humedecemos el azúcar blanquilla y el sobre de azúcar vainillado con una o dos cucharillas de café de agua. Debemos de tener un engrudo de azúcar y este lo metemos dentro de las incisiones.
Si queremos los bollitos de leche para luego comer con jamón, queso o embutido, no hacemos corte ni le echamos azúcar.
Paso 8:  Volvemos a meter los bollitos de leche en el horno para la segunda subida. En aprox. 30 minutos deben de haber duplicado su tamaño. Ahora si hemos preparado bollitos de leche dulces los pintamos con una brocha con una mezcla de leche y azúcar. Si hemos preparado la versión para embutidos los pintamos con huevo batido.
Paso 9: Una vez haya duplicado su tamaño los metemos en el horno a 200 grados de temperatura durante 20 minutos. Unos minutos antes abrimos el horno y volvemos a pintar con los bollitos de leche, esto les dará un brillo increíble.
Paso 10:  Ya en teoría hemos terminado. Pero cuando los saquemos del horno no debemos de dejar que se enfríen sobre la bandeja. Inmediatamente los ponemos sobre una rejilla y dejamos que se enfríen.
Buenos pues ya podemos disfrutar de nuestros bollitos de leche con mantequilla, mermelada, jamón, queso, paté o hasta solos están deliciosos.Si no se gastan todos los bollitos podemos congelarlos y sacarlos otro día para merendar o bien para desayunar, que también están muy ricos. Simplemente tenemos que envolverlos en film o en papel de horno, los metemos en el congelador dentro de una bolsa y listo. Cuando vayamos a comerlos, precalentamos el horno aproximadamente a 160 grados, los dejamos unos minutos y están como el primer día.
Bollitos de leche 

No Replies to "Bollitos de leche"

    Deja un comentario