Berlinesas rellenas

Hoy vamos a preparar unas Berlinesas rellenas de mermelada,  curiosamente es el dulce alemán típico del carnaval, aunque naturalmente se consume durante todo el año. Cuenta la leyenda que en 1756  un pastelero berlinés quería servir como artillero a Federico el grande pero fue rechazado por motivos de salud, pero aun así Federico permitió que se quedara como panadero en las tropas. Como agradecimiento quiso hacerle un dulce y de esa masa hizo una bola con el fin de imitar una bola de cañón,  pero como no tenía horno se puso a freírlos y con esto no solo nació la Berlinesa si no el primer dulce frito alemán conocido como “Pfannkuchen”.    Si viajamos por Alemania los vamos a encontrar en todas las pastelerías y confiterías y preparadas con infinidades de rellenos y coberturas, chicos una delicia entran ganas de probarlas todas, cosa que de golpe nos sería  imposible pues reventaríamos o entraríamos en un coma diabético.  Otra curiosidad es que aunque en la mayoría de Alemania se llama  “Berliner” hay zonas en el que le llaman “Pfannkuchen o Krapfen”. Bueno ya está bien de  historia de las Berlinesas rellenas, vamos a ponernos ya con nuestra receta.

Berlinesas rellenas 5

nota de ingredientes 3

En primer lugar vamos a preparar la levadura, para ello en un cuenco con leche tibia disolvemos la levadura fresca.

Ahora mezclamos todos los ingredientes a la vez la harina, la levadura con la leche, el azúcar, los huevos que habremos batido anteriormente, la sal y por último la mantequilla.

Berlinesas rellenenas

Amasamos bien con unas varillas, con un robot si disponemos de él o a mano lo importante es que consigamos una masa homogénea y que se despegue de las  paredes del recipiente. Una vez conseguido volcamos sobre la encimera y amasamos con las manos hasta conseguir una bola lisa y que no se pegue,  el último toque de amasado manual le va a transmitir nuestro calor corporal  y ayuda al levado posterior. Volvemos a introducir en el recipiente, tapamos con un film y dejamos reposar aprox. 1 hora en un lugar fuera de corrientes de aire. Yo suelo utilizar el horno apagado.

Berlinesas rellenas 1

Una vez que la masa haya duplicado su volumen volvemos a volcar sobre la encimera enharinada y amasamos para sacarle el exceso de aire y a continuación estiramos la masa a un grosor de unos 2 centímetros. Con un cortapastas de unos 6 cm de diámetro cortamos nuestras Berlinesa y las ponemos en una bandeja separadas entre ellas,  porque vamos a dejar que vuelvan a levar y dupliquen su tamaño.

 

Berlinesas rellenas 2

Este segundo levado será algo menos tiempo y mientras esperamos ponemos el aceite a calentar, tened en cuenta que las Berlinesas deben de flotar en el aceite.  Debe de ser un aceite con sabor neutro para las Berlinesas no cojan sabor, para ello suelo utilizar aceite de girasol. Bueno pues lo dicho, ponemos a calentar el aceite y cuando introduzcamos un palito de brocheta o un palillo de diente de madera y a este le salgan burbujas, entonces está el aceite en su punto.

Berlinesas rellenas 3

Ahora vamos a freír las Berlinesas, las introducimos con mucho cuidado de no quemarnos en el aceite caliente y dejamos freír unos 2 minutos por cada cara. Vereís como en el aceite caliente vuelven a crecer un poquito más.  Pues freímos todas las Berlinesas y las dejamos enfriar sobre un papel de cocina absorvente.

El siguiente paso es rellenarlas, las podemos rellenar de cualquier mermelada que nos guste, de crema chocolate, nocilla o con crema pastelera que están de muerte. Nosotros hoy vamos a rellenar con el relleno tradicional,  mermelada de frutos rojos. Yo he utilizado mermelada de frambuesa pero suele traer muchas pepitas y son bastante desagradables así que  las quito. En un cazo caliento la mermelada y cuando esté liquida simplemente la paso por un colador y dejo enfriar. Una vez fría la mermelada y las Berlinesas, con una jeringuilla pastelera la pinchamos hacemos un poco de hueco moviendo por dentro la aguja e introducimos un poco de mermelada. Muy importante que la mermelada esté fría ya que si está muy caliente está más liquida vuelve a salir por donde la hemos introducido. También debéis de tener cuidado de calcular de no atravesar la Berlinesa con la aguja.

Berlinesas rellenas 4

Para decorar esperamos hasta que las Berlinesas estén bien frías y las espolvoreamos con azúcar glas, pero deben  estar frías si no se derrite el azúcar.

A veces cuando hacemos las Berlinesas rellenas salen más de las que necesitamos, por ejemplo de las cantidades que yo os he indicado, dependiendo del tamaño del cortapastas, pueden salir 12-14 unidades, demasiadas  si solo somos 4 para merendar. Pues justo antes de decorar con azúcar glas las podemos congelar y sacarlas otro día cuando nos venga bien. Para descongelarla simplemente las dejáis destapada a temperatura ambiente y en 1 hora más o menos estarán listas para decorar,  estarán igual de tiernas como el día que las hicisteis.  Al igual que os he advertido antes que las Berlinesas rellenas deben  estar frías antes de cubrirlas con el azúcar glas, en el caso de haberlas congelado, también deben  estar completamente descongeladas y a temperatura ambiente, si no desaparece el azúcar glas.

 

Berlinesas rellenas 6

 

Os animo a que las hagáis son muy fáciles y deliciosas.

¡Espero que os haya gustado y hasta la próxima!

No Replies to "Berlinesas rellenas"

    Deja un comentario